Sunday, December 23, 2012

Mark Briggs: "crea laboratorios de emprendimientos"

image 
El dilema que enfrentan las escuelas y facultades de periodismo que tratan de lidiar con el cambio tecnológico acelerado, radica en determinar si lo que están enseñando hoy a sus alumnos seguirá siendo relevante, por ejemplo, dentro de un par de años. 
Y es que, como explicó Mark Briggs, autor de Entrepreneurial Journalism, la mayoría de herramientas y medios sociales que están transformando el periodismo y la sociedad en su conjunto no existían cinco años atrás.
“¿Qué deberían enseñar las escuelas de periodismo dentro de cinco años?, preguntó Briggs en una conferencia con estudiantes y profesores en la Universidad deTsinghua, el 14 de diciembre. Y continuó: “Es difícil de predecir”. Sus últimos tres trabajos—gestionar plataformas web para periódicos y estaciones de televisión—no existían cuando él cursaba periodismo en la universidad.
Según Briggs, en un contexto de cambio tecnológico tan rápido, las escuelas y profesores de periodismo deben hacer al menos tres cosas:
  • adoptar las nuevas tecnologías inmediatamente
  • utilizar las nuevas herramientas y métodos de comunicación para hacer mejor periodismo
  • ayudar a los alumnos a explorar y experimentar, ya que puedan testear sus ideas con audiencias reales
  • estimular a los alumnos para que ayuden o participen en la creación del futuro
Briggs también comentó que si hoy estuviera creando un programa de posgrado en periodismo, apostaría por un laboratorio donde los estudiantes pudieran participar en actividades de investigación y desarrollo en conjunto con organizaciones de medios convencionales, para apoyarlas en el proceso de adaptación al nuevo ecosistema.
Creación de nuevos medios digitales
En la conferencia, Briggs también habló acerca del tema de su libro, el emprendimiento periodístico: es decir, periodistas que lanzan sus propias organizaciones de medios y desarrollan habilidades de gestión para hacerlas sostenibles.
Mientras que las organizaciones de medios convencionales despiden a miles de periodistas en todo el mundo y recortan sus presupuestos operativos y de cobertura periodística, han surgido cientos de medios digitales que intentan llenar esos vacíos informativos.
Como ejemplo, Briggs mencionó algunos startups periodísticos de Estados Unidos como West Seattle Blog, Texas Tribune, Sacramento Press, Tech Dirt y St. Louis Beacon.
Los medios digitales exitosos comparten ciertas características en común, como su especialización en un foco informativo específico o la implementación de modelos de ingreso novedosos más allá de la publicidad y las suscripciones. Por ejemplo, la venta directa de productos, eventos, consultoría en medios digitales o la realización de investigaciones tipo focus groups en sus comunidades, entre otros.
Pero la condición más importante para su subsistencia radica generar una comunidad fiel. “Si tienes influencia en tu audiencia, la gente pagará para asociarse a tu marca”, explicó Briggs. También mencionó que algunas plataformas digitales como Paid Content, Treehugger y Tech Crunch comenzaron como blogs y luego fueron vendidas por más de 20 millones de dólares.  
Talking Points Memo comenzó como el blog de política e investigación de Josh Marshall y se transformó en una organización periodística con unos 20 empleados y oficinas en Washington y Nueva York.
Vende publicidad, no tu alma
Para ser un emprendedor exitoso, le dijo Briggs a los estudiantes, tienen que sentirse cómodos con el dinero, con vender, con la transparencia y la apertura, con la adaptación, con la creación de “partnerships” y con la innovación.
Generalmente los periodistas tienen problemas con una o todas estas categorías. Asocian el dinero y vender con su compromiso ético periodístico; pueden temer a la innovación; tienden a ocultar sus ideas de negocio de los competidores. Esta última idea es particularmente errónea, dijo Briggs. “Las ideas son baratas, la ejecución es todo”. Por eso, es necesario involucrar a otros para que nos ayuden a desarrollar nuestra idea.
Por supuesto que esto conlleva un riesgo. Muchos proyectos periodísticos emprendedores fracasarán, pero como explica Briggs en su libro, el costo del fracaso es bajo. Desarrollar algo que genere valor requiere testeo, experimentación y descubrimiento. En algunos casos, ese descubrimiento es que has construido un producto que no se adapta a la audiencia. En el próximo intento quizá lo consigas.

Relacionado:
Gracias a María José Vázquez Schaich @vazmajo por traducir esta entrada. 

No comments:

Post a Comment