Thursday, March 31, 2011

"Los periodistas somos malos en los negocios"

El miércoles yo di una conferencia sobre el "Periodismo emprendedor" en la Facultad de las Ciencias de la Información en la Universidad Complutense de Madrid, invitado por la Profesora Concha Edo. Uno de los asistentes, Nahúm Penela Rubio, está realizando su doctorado en periodismo y propuso dar un resumen de la presentación en mi blog. Su trabajo sigue líneas abajo. Además, el Profesor Juan Carlos Marcos Recio escribió un sumario que se encuentra aquí.

 Por Nahúm Penela Rubio

"Los periodistas somos malos en los negocios, nos avergüenza el dinero”. Con estas palabras James Breiner ilustraba en su conferencia de la Facultad de Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid una de las razones por las cuales fracasan muchas iniciativas. Porque muchas veces no se concibe el periodismo como un negocio y, mucho menos, como un negocio rentable.




James Breiner rodeado por algunos de los protagonistas mencionados en la conferencia:
Clay Shirky, Dan Gillmor, Evan Williams y Brian Stelter (de izquierda a derecha y de arriba a abajo)



¿Ha evolucionado la profesión periodística en los últimos años? En el apartado digital indudablemente sí, pero los periódicos impresos, según los estudios, cada vez van más en declive. Paradójicamente al mismo tiempo también empeoran las características del público: el lector web es egoísta, perezoso, despiadado y fugaz en su esencia, en palabras de Breiner, “es un salvaje”. Con este panorama, en el que apenas se dedica un minuto al día a la información en una misma página, es importante aprender a destacar con buenas iniciativas.

Atrévete: quien no arriesga no gana

En primer lugar hay que hacer caso a los sentimientos más viscerales, como apunta Evan Williams, uno de los fundadores de Twitter. Así lo corroboran también Clay Shirky cuando dice que “en lugar de hacer estrategias hay que experimentar” o Dan Gillmor cuando expone con total sinceridad que “la mayoría de los nuevos proyectos van a fallar, ¿y qué? Los costes de fallar son bajos”. Indudablemente así es si lo comparamos con los beneficios potenciales. Un ejemplo de ello es Brian Stelter, que con su pequeño proyecto de blog TVNewser se ha abierto camino hasta llegar a ser columnista de The New York Times.

Especialización: busca nichos de mercado no explotados

Para lograr el éxito también es importante buscar áreas de interés que no estén cubiertas. En este sentido, Internet facilita las cosas ofreciendo infinitas posibilidades temáticas e incluso geográficas. Breiner cita los casos de Capitales.com de Carlos Mora de la Orden de Costa Rica, Bionero.org de César Angulo de México y Oloramitierra.com.mx de la oaxaqueña Olga Rosario Avendaño como casos de éxito.

 Tres habilidades: periodística, tecnológica y comercial

El regreso de la pirámide invertida, el conocimiento de la usabilidad digital y la independencia financiera a través de nuevas fuentes de ingresos son tres de los puntos clave en los que se basan las buenas iniciativas periodísticas. Pueden cambiar los soportes, pero la esencia del periodismo es la profesionalización de la comunicación para generar información de calidad. Algo que a efectos prácticos se traduce en cuidar los textos contrastando fuentes, atender a los aspectos gráficos y preservar la autonomía frente a las diferentes presiones con una economía cuanto menos solvente, porque como apunta Breiner, “el banquero impaciente es un mal socio”.

Humildad: “no somos el centro del universo”

Algo que a menudo olvida el periodista emprendedor es que en definitiva son los lectores los que deciden qué es lo verdaderamente importante. Hay que saber escuchar para mejorar, sobre todo en los nuevos soportes donde el futuro es incierto y el factor suerte tiende a ser determinante. 

De este modo finalizó James Breiner su conferencia, respondiendo a una ronda de preguntas, donde recalcó las virtudes de la valentía, la constancia y la humildad como tres aptitudes fundamentales para triunfar en los nuevos y aún hoy en los viejos medios.


No comments:

Post a Comment