Thursday, December 18, 2014

En Venezuela, el periodismo de ideas gana seguidores

Angel Alayon, foto por James Breiner
English version.

Ángel Alayón es economista en Venezuela, cuya situación económica está entre las peores del mundo. Padece de una inflación anual del 60 por ciento. Tiene exceso del petróleo en un tiempo de poca demanda, pero tiene escaseces de productos básicos como la leche.

Alayón es periodista en un país cuyo gobierno ha censurado a sus enemigos al comprar sus medios y convertirlos en portavoces del gobierno o recortar el suministro del papel para publicar periódicos.

 Además, solo el 41 por ciento de la población usa Internet. Por todo eso, Alayón está acostumbrado a desafíos. Quizás eso explica por qué no estaba intimidado a la hora de probar el concepto poco sexy del periodismo de ideas en una revista digital: ProDaVinci


Con una nómina de solo tres periodistas a tiempo completo, ProDaVinci  ha logrado un tráfico mensual de 1.5 millones de páginas vistas a artículos sobre arte, literatura, ciencia, tecnología y política.

Las cifras de ProDavinci del último mes en Google Analytics fueron: 


  • 1.6 millones de páginas vistas
  • 852,000 usuarios únicos
  • 1:22 tiempo promedio de sesión
  • 84% tasa de rebote

Portada de ProDaVinci

"No competimos en la noticia", me dijo Alayón en una entrevista en la Ciudad de México, donde él había dado un taller. "Más bien ofrecemos una respuesta analítica ante las noticias importantes del país, un periodismo de explicación. Nuestra red de colaboradores son expertos. Pueden explicar lo que significa un acontecimiento y cuáles serán las consecuencias".

Los colaboradores incluyen profesores y expertos en áreas como arquitectura, economía, negocios, literatura, política pública, cultura y otros temas.

El 15 por ciento de los usuarios son bastante leales: visitan el sitio más de nueve veces al mes. El 7 por ciento es casi una tribuna de fans -- vienen más de 25 veces al mes.

El negocio del sitio

El volumen del tráfico ha comenzado a atraer publicidad de las agencias de medios, lo que ha permitido que el sitio siga expandiéndose paulatinamente.

El gasto más importante es el de los tres periodistas. El modelo de negocio ha sido "mantener costos fijos muy bajos para poder hacer sostenible el proyecto y hacerlo crecer a medida que se generen nuevos ingresos", dijo Alayón. Se negó de dar cifras específicas. Se reinvierte cualquier ganancia.

Al principio del proyecto, Alayón a veces fungía como hombre orquesta. Ahora, dedica tres horas por día a ProDaVinci. Percibe una asignación mensual como director, pero la mayoría de su renta personal proviene de su trabajo como consultor y profesor. Hace un año, agregó un socio al medio, el escritor venezolano Óscar Marcano.

El periodismo de ideas

Alayón comenzó hace cinco años escribiendo un blog. Poco a poco agregó más colaboradores al proyecto y lo convirtió en una revista en línea hace dos años y medio.

Le conocí en 2011 cuando él era uno de 10 participantes en un curso en línea (inglés) sobre el periodismo emprendedor que coordiné para la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano.

Desde el principio, Alayón intentaba crear un periodismo más profundo de lo que veía en su entorno, aunque significara menos tráfico. "No puedes vivir bajo la tiranía del tráfico", declaró. "Cuando la gente compite por clics, existen muchas tentaciones como contenido sexual o los escándalos de la farándula. Ser parte de la conversación es más importante que el número de clics". 


"Un artículo de 100 mil clics no es más importante que uno con mil clics que podría ser importante a una audiencia muy específica que toma decisiones a partir de allí".


La censura, dura y suave

Otro desafío es evitar la mano dura del gobierno del Presidente Nicolás Maduro, cuyas políticas izquierdistas han perdido popularidad frente a la inflación descontrolada y la escasez crónica de productos básicos como papel higiénico, pañales, leche y repuestos para automóviles. 

El desplome del precio del petróleo ha golpeado duro al gobierno, que depende de la exportación del producto para gran parte de su presupuesto.

Para Alayón, el camino seguro no es el de la autocensura sino el de los altos estándares éticos. "No hay ataques ad hominem (a personas). No permitimos que los escritores perjudiquen a personas o instituciones con opiniones no sustentadas. Lo otra parte es checar los datos". La redacción tiene un proceso de chequeo para artículos que tocan temas controvertidos.


Alayón, de 42 años, tiene licenciatura de la Universidad de Santa María en Caracas y maestría de la Universidad de Chicago, donde se especializó en la economía aplicada. Aunque Chicago es famoso por ser cuna de economistas conservadores ("the Chicago Boys"), las columnas de Alayón no siguen esta línea. 

La audiencia se vuelve móvil y social

La gran preocupación de Alayón es que el tráfico siga viniendo al sitio. Los hábitos de la audiencia de Internet han cambiado radicalmente en sólo un año. La mitad del tráfico al sitio proviene de dispositivos móviles, entonces él está planteando una inversión para crear una versión del contenido apta para estos aparatos.

El otro gran cambio es que dos tercios del tráfico ahora vienen de redes sociales, la mitad de eso solo de Facebook. Cuando Facebook hace pequeños ajustes en su algoritmo (inglés), cada sitio en Internet lo siente. 

"El tema es lo mismo en redes sociales y en todo el ecosistema de medios digitales: es la reputación", dijo Alayón. "La meta es que la gente sepa que si entra a tu medio es porque hay información trabajada, seria, adecuada, con responsabilidad. Y no tiene que ser aburrida. Otro pacto con la audiencia: vas a leer cosas bien escritas".

ProDaVinci también tiene programas de entrevistas dos veces a la semana en la estación de radio no-musical número uno del país y ha conseguido un patrocinador para un programa de entrevistas en video de 15 minutos dos veces al mes.

Alayón equipara la campaña continua de ganar y guardar la atención del público con la forma de mantener un matrimonio exitoso. Recordó un dicho del periodista y novelista colombiano Gabriel García Márquez, ganador del Premio Nobel, que dijo: "Tiene que levantarse todos los días a enamorar a su mujer como si fuera la primera vez".  Según Alayón, podría haber hablado de periodismo así como de amor. 

Texto editado por Israel Piña, coordinador general de Quiencompro.com.



Entrevista a Alayón en video.




Related:

Poca innovación en 34 medios digitales en América Latina
4 pioneros describen cómo lanzar un medio en América Latina
Emprendimientos periodísticos en 5 continentes 
Cómo startups periodísticas lidian con incertidumbre 
Capital de riesgo busca oportunidades en América Latina 
Fuentes de ingresos alternativas para medios digitales  
Argentina: tierra de oportunidades para medios digitales





3 comments:

  1. dice... La preocupación no sólo se centra en proveer contenido de calidad que atrape y fidelice, también en brindar una experiencia que responda bien a los distintos dispositivos a través de los cuales la audiencia puede conectarse con tu página web. Buen aporte.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Tienes razón. Cada medio necesita ser responsivo a todo tipo de dispositivo, especialmente los móviles, que están por todos lados.

      Delete
    2. Exacto y la tendencia apunta hacia los dispositivos móviles y los smart tv. Habrá que ir pensando en diagramación, contenido y forma para estos soportes.

      Delete