Monday, February 22, 2010

Ex-editor pregunta: Pagar extra a periodistas por notas en línea, ¿sí o no?

Hace poco recibí esta carta de Alejandro Torres, quien trabajó en el periódico mexicano El Universal por casi 18 años. Durante los últimos tres años fue editor de la Sección DF-Edomex.

La vida de los periodistas mexicanos es muy estresante, entre otras cosas, por los salarios tan bajos que pagan los medios. Y lo que es peor, en mi caso, no sólo ganaba poco, sino que cada vez ganaba menos dinero.


Editores pierden el pago extra

Entre otras cosas, como reportero tenía mi salario, pero también me pagaban un bono extra por las notas que publicaba en la edición en línea. Pero cuando fui editor ya no publicaba notas en on line, así que ese dinero extra dejé de percibirlo.

La crisis vino también en una reducción adicional de mi ingreso porque al final de año, el aguinaldo que me pagaban y que era muy importante, ya no lo pagaron este año. Así que la situación económica se fue deteriorando.

Esto me lleva a responderte tu pregunta sobre el pago extra por publicar en los portales de noticias.

Varios periódicos pagan más

En efecto, El Universal y Reforma pagan por las notas que publican los reporteros en sus sitios de Internet.

Es un ingreso extra a sus salarios y depende de la cantidad de notas que se publican, no el número de notas que envían a sus redacciones. Un reportero puede enviar muchas notas a su redacción on line, pero el editor podría decidir que sólo se publique una o dos, y son éstas las que se le pagan.

Eso tiene varias consecuencias, positivas y negativas.

Algunas cosas positivas del pago extra

- El portal del periódico tiene mucho dinamismo en su oferta informativa porque constantemente recibe notas de los reporteros, quienes desean ver publicadas la mayor cantidad de sus notas no sólo por la competencia con otros colegas, sino porque eso representará también un aumento de sus ingresos.

- Al incentivar a sus reporteros con esos bonos, el periódico cuenta con un flujo constante de notas, pero sobre todo de actualizaciones. Si ocurre una inundación, por ejemplo, el periódico on line tendrá el breaking news, pero después tendrá varias actualizaciones: cuántas familias afectadas, alguna historia de una familia atrapada, o una crónica, la versión de las autoridades, lo que dice el jefe de bomberos, etc. Así, los lectores on line saben que en ese sitio podrán leer cómo evoluciona un evento que es de su interés.

Cosas negativas: Fragmentan información para cobrar más

Pero también hay cosas negativas, y éstas tienen mucha relación con la cantidad y no con la calidad de la información, porque al tener un bajo salario, el reportero envía la mayor cantidad de notas posibles al on line para asegurarse un bono extra lo más grande posible.

Esto provoca frecuentemente que de un mismo evento o de una misma entrevista, el reportero fragmente la información, y en vez de enviar un sólo texto que contenga toda la información, envía varias notas.

Por citar como ejemplo, y exagerando un poco, te diría que el reportero elaborará una nota para lo que dijo el político sobre la ley X, y otra nota para lo que dijo ese mismo politico sobre el clima nublado, y otra nota diferente para lo que dijo ese mismo político sobre el Presidente de la República.

En vez de enviar una sola nota con la información que realmente vale la pena publicar, el reportero envía tres para tener mayores ingresos. Esos bonos son un incentivo positivo, pero tienen su parte riesgosa.

No todos los reporteros del mismo periódico reciben pago extra por sus notas. Sobre todo los corresponsales no reciben un pago extra, y sin embargo deben enviar notas al portal.

Además tampoco tienen los instrumentos básicos para enviar, por ejemplo un celular que les proporcione el periódico, así que tienen que gastar de su dinero para comunicarse a la redacción o pagar en un café internet para enviar su información al portal.

Amenaza a la ética periodística


En cuanto a los problemas éticos que propicia este incentivo de pago está que el periodista relaja el rigor que tiene que tener antes de publicar la información, como es el verificar sus datos, checar con otras fuentes la veracidad y exactitud de su información y cuidar no provocar daño a la reputación de otras personas o ponerlas en riesgo.

Esto ocurre porque el reportero trata de enviar su nota cuanto antes a su redacción on line para que se publique lo más pronto posible.

Desde luego que como periodistas deseamos ganar la primicia, pero no es sólo esa ambición legítima y natural de ganar a nuestra competencia, sino también detrás opera el incentivo del bono extra a su salario.

Por lo general, la premura es el peor enemigo para la responsabilidad periodística, y en estos tiempos un reportero se puede equivocar "a la velocidad y magnitud de internet".


Periodistas pierden pagos por Notimex


Esto lo digo porque los periódicos tienen contratado el servicio de agencias noticiosas, como es el caso de Notimex, por ejemplo. Así que el reportero de El Universal trata de enviar su nota al portal antes que el reportero de Notimex, y no tanto el reportero de Reforma que sería nuestra competencia natural como periodistas.

La razón es que si llega a a la redacción on line el cable de Notimex, el editor de El Universal On line lo publica, y entonces ya no publica la nota del reportero del periódico que cubrió el mismo evento y en consecuencia no tiene el incentivo económico.

Sistema de pagos no era transparente

Esto también provoca una situación muy curiosa y en cierto sentido injusta para el reportero, porque El Universal paga a sus reporteros un bono extra por las notas que publican en On line, pero no se ha hecho claro ni transparente ese esquema de pagos. El reportero de El Universal no sabe cuánto le pagarán al final del mes por las notas que publicó en el portal porque desconoce el esquema de pagos.

Eso no ocurría al principio. Cuando inició el portal de El Universal se pagaban X pesos por cada nota publicada en el portal. La empresa destinaba un presupuesto específico, pero resultó insuficiente para cubrir los bonos porque se percató que la gran mayoría de los reporteros enviaba notas.

El esquema cambió entonces, pero nunca se nos informó a los reporteros de los nuevos criterios. Se supo, pero nunca fue una información oficial ni tampoco confirmada, que era un esquema así: de 1 a 20 notas publicadas correspondía X cantidad; de 21 a 50 notas publicadas, te pagaban Y cantidad, y así sucesivamente, pero los reporteros nunca supieron exactamente esas tarifas. Y a la fecha se desconocen.

Este desconocimiento del esquema de tarifas genera algunas situaciones interesantes. Por un lado, el reportero no conoce cuántas notas debe publicar en on line para ganar el máximo bono (que ronda en los 1,500 pesos máximo lo que gana al mes por sus notas publicadas en el portal). Así que puede enviar 40 o 50, pero lo hace al azar, y manda cada vez más con tal de asegurarse tener el máximo bono, con la consecuencia de la calidad de las notas que mencioné.

Gana a sus competidores pero no recibe pago

Pero también es injusto porque de pronto ocurre que el reportero envía su información muy pronto, le gana a sus colegas de Reforma y de Notimex, pero no la publican en on line, y pasa y pasa el tiempo y no publican su nota.

De pronto, ve que su portal publica la nota de Notimex, cuando ésta llegó mucho después que la suya, y eso genera mucho enojo y frustraciòn y reclamo. Yo como editor, recibía muchos reclamos de mis reporteros al respecto aunque yo no fuera el responsable del sitio on line.

En todo caso, creo que debería establecerse un sistema transparente, claro, justo, de pago de esas notas para que el reportero sepa cuánto ganará, y que pueda enviar sus notas con calidad, con oportunidad y con sentido periodístico.

Otro aspecto que involucra la ética, te comentaba, tiene relación con la urgencia del reportero por enviar muchas notas a redacción y enviarlas pronto.

Creo que estos casos que relato pueden dar pie a una buena discusión sobre estos temas que en la vida cotidiana de una redacción se presentan y que tienen también relación con el sistema de pagos a los reporteros.

Espero que estos comentarios les sirvan a los colegas, pues los hago con el sólo afán de ayudar a analizar todos esos aspectos inherentes al periodismo y las nuevas tecnologías que ahora vivimos.

La clave es un buen salario, no incentivos


Asi que, en mi opinion, los medios tendrian que mejorar los salarios de sus reporteros para no tener que recurrir a un sistema adicional de incentivos, como es el caso de los pagos extras por las notas enviadas al portal.

Si el reportero percibe un salario que le permita vivir bien, su incentivo para publicar en on line sera estrictamente periodistico y no su urgencia por compensar su bajo salario.

5 comments:

  1. Excelente historia, para no inventar el agua tibia en el sistema de incentivos de prensa a digital.

    ReplyDelete
  2. Ahora entiendo cuando me decían "envíalo al portal".
    Tristemente, escuché la infinidad de veces que los reporteros se quejaban de sus bajos salarios y aún así muchos confirmaban que lo que hacían les gustaba.
    Creo que es necesario que la empresa no crea que los incentivos y los chayotes son parte del salario de los periodistas. Curioso que ahora sean los mismos periódicos los den el chayote a sus periodistas :S

    ReplyDelete
  3. Conclusión: el mejor incentivo es que todos los periodistas tengan un salario digno. Un mejor pago no debe ser la excusa para motivar a los periodistas interesados en el mundo digital a experimentar y aprender.
    ¡Buen post!

    ReplyDelete
  4. Hay otros medios que a pesar de contar con sus portales en Internet, no aportan nada extra a sus trabajadores y en cambio exigen la nota igual que El Universal o Notimex.

    ReplyDelete
  5. Cada sistema de bonos crea un nuevo sistema de juegos para aprovechar al máximo de los bonos. Muchas veces el nuevo sistema tiene sus propios valores que van al contrario de los valores del medio y del buen periodismo.

    Los periodistas deben recibir un salario digno, en todo caso.

    ReplyDelete