Tuesday, May 13, 2014

Una visión optimista para el futuro de la prensa


English version.

Todas las fuerzas tecnológicas y mediáticas están empujándonos hacia un periodismo más transparente y más ético, según dice el autor de una historia moderna de la prensa impresa, el Dr. Bernardo Díaz Nosty.

Bernardo Díaz Nosty. Foto por Rocío Hirschfeld.
A través de las redes sociales, el público que antes no tenía voz ahora participa por primera vez en establecer la agenda pública sobre temas importantes en sus comunidades. Por lo tanto, Díaz Nosty cree que un segmento de la prensa va a regresar a "su vocación cívica" y practicar un periodismo que "cuide la exactitud e integridad de los contenidos".

Díaz Nosty, director del departamento de periodismo de la Universidad de Málaga en España, estuvo en el Instituto Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México, el 8 de mayo para presentar su libro, La prensa en el nuevo ecosistema informativo "Que paren las rotativas" La transición al medio continuo, publicado por la Fundación Telefónica (disponible gratis, en PDF). 


La Fundación auspicia una gira de presentaciones en México. Nosty es doctorado en ciencias políticas de la Universidad Complutense de Madrid.

El declive del impreso

La mayoría de su libro dibuja el triste declive de la prensa impresa en Europa y EE.UU. en el pasado medio siglo, una historia de la pérdida de circulación, de ingresos publicitarios y de credibilidad. Esto último atribuye a la explosión de medios digitales sensacionalistas que inundan Internet con todo tipo de desinformación, difamación, mentiras y basura. Todos los medios se pintan con el mismo pincel.

Resulta que el sensacionalismo en Internet es un negociazo, que presenta problemas para los medios impresos cuyas marcas han sido sinónimos con la alta calidad y la credibilidad, dijo el autor.

Por otro lado, el público ya tiene acceso a más información, tal como informes de agencias gubernamentales, y tiene la posibilidad de contrastar fuentes y estar mejor informado que nunca. El público ha llegado a ser más capaz de dar críticas acertadas a las noticias que recibe, declara Díaz Nosty.

Una prensa más relevante

A pesar de la pérdida de la influencia de los medios tradicionales, Díaz Nosty propone un futuro iluminado. Él concibe un mundo en el que los nuevos medios digitales, sin las cargas pesadas de la deuda y los costos de producción y distribución, puedan dedicarse a un periodismo más relevante al público y, en este sentido, más ético.

Él ve un futuro en el que el público desempeñará un papel más importante en la vida cívica a través de su acceso a las herramientas de publicación e investigación, especialmente en los blogs, las redes sociales y los dispositivos móviles.

No hay mejor ejemplo del impacto de estas nuevas herramientas de comunicación que la primavera árabe, dijo.

Por eso, el público tendrá la posibilidad de guiar las políticas de su estado, su ciudad o su barrio a soluciones concretas y prácticas a los problemas que enfrentan. En otras palabras, el público está creando la agenda pública. El problema para los medios tradicionales es que no se han adaptado a esta nueva paradigma de una comunicación horizontal.

En su libro presenta un gráfico que predice el año en el que la prensa impresa va a pasar a la historia en cada país. No va a cesar cien por ciento sino va a perder relevancia en el mercado -- en Estados Unidos, en 2017; en España, en 2024.

Concluye su libro con este pedacito de poesía, un lamento por la prensa impresa: "el coro nocturno de miles de máquinas, anunciando hoy lo que ocurrió ayer, se irá enmudiciendo".

Texto editado por Maité Fernández de IJNet. org. Foto por Rocío Hirschfeld, licensed under Creative Commons

Related:
Video: los mejores consejos de 6 periodistas emprendedores
Tres medios digitales exitosos que apuntan a la generación del milenio
Cómo 3 sitios de noticias independientes sobrevivieron en sus 5 primeros años
Emprendedores digitales se vuelcan hacia móviles y redes sociales
El flujo de poder se desplaza desde los grandes medios hacia los periodistas 


No comments:

Post a Comment